Inicio‎ > ‎Erasmus+‎ > ‎2017-1-ES01-KA103-035618‎ > ‎El blog de Olivia‎ > ‎

14 de Abril del 2018

publicado a la‎(s)‎ 22 abr. 2018 5:23 por Olivia Yamila Pérez Rodríguez
Sábado en Oporto.
Hoy nos vamos en guagua de visita guiada con dos grupos un Turco y otro Italiano a Oporto. El orientador del instituto de Barcelos me pide que ayude al guía para así ver como trabajan los guías aquí y, yo contenta acepté. Al subirnos a la guagua hacemos una de las cosas más importantes: Contar los pasajeros, 36 en total. De lo que he aprendido en el curso a las tareas realizadas, nada que ver. Comenzaría a enumerar todos los errores cometidos pero, no es la historia que quiero contarles. 
El guía, aunque bastante inexperto, era muy agradable y dado con el turista. Pudimos ver sitios muy bonitos, desde una perspectiva diferente de ir con un grupo guiado a ir por libre. Cuando llega la hora del almuerzo, nos percatamos qie nos faltaban !seis Turcos!. Hubo que ir a buscarlos al otro lado de la ciudad. Ni me pregunten en que momento se perdieron, el caso es que nos retrasó todo el horario y tocó improvisar. Separamos los dos grupos ya que estaba previsto que los turcos visitaran una famosa biblioteca y los itallianos subieran en barco de pareo por el río. 
Pues si, me encontre sola, acargo de un grupo de 18 personas y mi labor consistía en llevarlos a unos 25 minutos hacia donde nos esperaba la guagua. Comprenderán que en otras sircunstancias yo pribada, pues era la primera ves que guio a un grupo que no sea en en instituto. El problema viene cuando estas en un lugar que no conoces, en un idioma que no conoces y no sabes como llegar a ninguna parte. Respiré ondo y pensé, " vale, esta gente no te conoce y no sabe que tú no tienes ni idea de donde estas, mejor que no se den cuenta, googlemap y pa´lante". Pero ese día la fortuna corre de mi parte y la profesora del grupo me dice que estan muy cansados y si era posible que nos vinieran a recoger. Pregunte si sería posible al guía, quien me había dado su número de telefono para cualquier cosa venir en mi auxilio y me contestó que no había problema que se lo iva a consultar al conductor. !Salvada! les di media hora para que fueran de compras y al rato nos recogieron.
Conclusión, pues para los que realmente se quieran dedicar a esto de ser guías. Nos encontraremos con todo tipo de situaciones y, aunque quizás la decisión del guía no fuera la mas acertada, si lo fué la de hacer como si no pasara nada, pues, lo importante es que el turista se lleve una buena experiencia y como me decía el profesor de guía.."ellos no saben lo que tú vas a hablar o decir, actúa con normalidad, que no se enteren". Y por supuesto, volvería a repetir.

 
Comments