Primeras impresiones de Países Bajos

publicado a la‎(s)‎ 7 mar. 2020 8:10 por Carla Pérez García   [ actualizado el 7 mar. 2020 8:16 ]
Mi nombre es Carla, y estudio Guía, Información y Asistencia Turísticas.
Llevaba más de una semana ultimando los preparativos para mi viaje a Países Bajos. Compras, papeleos, documentos... y llegó el día. Madrugar para llegar al aeropuerto y tener que esperar una cola infinita para facturar. Un largo vuelo de casi 5 horas en las cuales lo único que escuchaba era a gente hablar en holandés, alemán o vete tú a saber qué idioma, pero cualquiera menos un poco de español. Mi compañera Erika estaba en la otra fila de enfrente, y lo único que veía de ella eran sus manitas. Al llegar, el frío nos dio la bienvenida y con él, un rato de pérdidas de no saber hacia dónde ir, ni cómo, ni nada de nada. Al final conseguimos llegar hasta la casa en la que tenemos una habitación alquilada, que está a 15 minutos aproximadamente de Ámsterdam. Yo sigo diciendo que hace frío, y salgo como las cebollas, con muchas capas. Donde único me da frío es en las orejas, las manos y lo poco que dejo al margen del viento. Ahora estamos en la habitación, tras haber visitado la capital durante un par de horas. Mis impresiones: mucha gente, muchos idiomas, tiendas caras, barcos, canales, empresas turísticas y olor a cosas que supuestamente no son legales en la calle.
Somos muy impresionables, así que piedra que vemos, piedra que le sacamos una foto. Lo peor es tener que comunicarte con la gente de aquí, pues parecen no entender que aparte del holandés hay más idiomas, y pocos son capaces de dirigirse hacia ti en inglés, así que estamos solucionándonos la vida como podemos y como va surgiendo.



Comments